"Curanipe, navegando en el tiempo"
(El arca maulina del padre Samuel Jofré Rojas)
PALABRAS DEL PADRE SAMUEL
"Mis queridos maulinos..."

domingo, 14 de agosto de 2011

Zoos humanos: nuestra gente kaweskar exhibida en Europa


ZOOS HUMANOS: CUANDO LOS ABORÍGENES CORRÍAN LA MISMA SUERTE QUE KING KONG
Publicado: 01 ago 2011

Haydeé Águila pertenece a la etnia kaweskar, del sur de Chile, un grupo aborigen nómada que antiguamente se dedicaba a la pesca y pasaba la mayor parte del tiempo recorriendo los canales en canoas en busca de alimento. Durante su infancia en las islas del sur, Haydeé nunca entendió por qué a su mamá le causaban tanto pavor las aeronaves o los barcos tripulados por hombres blancos. Recuerda que cuando su madre veía un avión o un helicóptero, metía a sus hijos en casa o en algún escondrijo.

Con el paso de los años, Haydeé vio que todas las personas de la tribu reaccionaban de la misma manera frente al hombre blanco, pues entre los kaweskar corrían rumores de niños y adultos secuestrados.

La explicación llegó en 2002, cuando un grupo de historiadores franceses publicó la obra 'Zoológicos Humanos', en la que se documentaba un hecho casi olvidado: las exposiciones étnicas organizadas en Europa a finales siglo XIX.

Para montar esas muestras, aborígenes de todo el mundo fueron capturados para ser exhibidos como curiosidades antropológicas en zoológicos y salas europeas. Los miembros de las tribus vivían en cabañas y los visitantes accedían al recinto pagando una entrada. Para ambientar la exposición las completaban con productos típicos, plantas y animales de las tierras de los indígenas.

Los historiadores confirman que desde siempre existió en Europa curiosidad por los pueblos aborígenes. El invento del 'zoo humano' hay que atribuírselo a un alemán, Carl Hagenbeck, comerciante de animales salvajes, que decidió incorporar nuevos ejemplares a su repertorio: samoanos en 1874 y nubios en 1876.

Según Alfredo Prieto, arqueólogo del Instituto de la Patagonia, hay registros que demuestran que la curiosidad por los aborígenes de la Patagonia “comenzó con el mito de los gigantes patagones” que nació cuando Pigafeta, el cronista de la expedición de Magallanes, describió en 1520 a los habitantes de la zona.

El libro 'Zoológicos Humanos', que fue reimpreso en 2006, contenía las fotografías de 11 kaweskar y 14 mapuches en el parque parisino 'Jardín D´Acclimatation'. En 2008, el documentalista Hans Mulchi encontró en la Universidad de Zúrich (Suiza) los restos de cinco kaweskar que habían sido exhibidos en este tipo de zoológicos humanos. Dos años más tarde, a iniciativa de la presidenta Michelle Bachelet, los restos fueron repatriados y sepultados según los ritos kawesqar en el sur de Chile, donde hoy finalmente descansan.

"Fueron raptados y tratados peor que animales", solloza Haydeé Águila. Su dolor se extiende a todos los miembros de la etnia. "Yo personalmente nunca me imaginé que nuestra gente fuera a estar siendo llevada a zoológicos para ser exhibidos como animales salvajes", se lamenta Celina Llanllan, también de etnia kawesqar.

Los zoológicos humanos forman parte de uno de los capítulos más crueles y menos recordados de la historia occidental. Mientras tanto, en la Patagonia chilena los descendientes de aquellos aborígenes que fueron exhibidos como animales exóticos esperan desde hace décadas una reparación histórica. Hoy confían en que la difusión de estos hechos ayude a tomar conciencia sobre el cuidado permanente que requiere la dignidad humana.

3 comentarios:

Ana Rojas Silva dijo...

A qué extremos de bajeza llega el hombre por ganar el vil dinero. El europeo desde siempre tiene esta deleznable actitud de desprecio por la vida de personas de otros continentes, olvidando que ancestralmente ellos fueron los bárbaros que invadieron y destruyeron culturas avanzadas como los romanos.

Anónimo dijo...

Pero esta historia es poco conocida para la conveniencia de los dirigentes nacionales con el fin de que nuestra imagen no se vea afectada por las pésimas y atroces decisiones típicas del eurocentrismo y racismo propios del estúpido siglo xix, que se gestaron en los países latinoamericanos, especialmente en Chile y Argentina, gracias a nuestra blanca y ladrona élite de pensadores y dirigentes.

Anónimo dijo...

Todas estas acciones se deben al intento del desarrollo de una imagen blanca y europea en américa, gracias a los prejuicios de la época y la consecuente negación del mestizaje típicos en esta área del continente americano.

Migraciones humanas prehistóricas

Territorio Mapuche

MÚSICA DEL MUNDO

Ya rayah: una canción sobre el exilio en tierra extraña

Ya Rayah

1,2,3 soleils: son Rachid Taha, Khaled (mi preferido, sin duda) y Faudel. Tres crack del Raï que llevaron a este género norte africano a la modernidad, y en ella siguen.

El concierto de 26 de septiembre de 1998 en palais omnisports de Paris-Bercy (POPB) fue grabado y después comercializado en un disco, que yo guardo como oro en paño.

Esta canción que os dejo es Ya Rayah, una canción mítica de un clásico argelino del raï: Dahman el Harrachi.

Es una canción dura de emigración, de exilio, en definitiva de abandono de la tierra de uno para buscar a veces simplemente un futuro, ni tan siquiera mejor.

Traducción, un tanto libre y después de consultar algunas traducciones en francés (está en argot argelino, y de eso chanelo muy poco):

[Estribillo]
Ya Rayah win m'ssefer t'hour taaia ou touila
¡Oh emigrante! ¿a dónde viajas? Te cansarás y terminarás por volver

Chral n'dmou l'aabad el rafliin kablek ou kabli
Cuantos se han arrepentido antes de ti y de mi

Ya Rayah win m'ssefer t'hour taaia ou touila
¡Oh emigrante! ¿a dónde viajas? Te cansarás y terminarás por volver

Chral n'dmou l'aabad el rafliin kablek ou kabli
Cuantos se han arrepentido antes de ti y de mi
[Fin Estribillo]

Chhal cheft al bouldan laamrine wa lber al khali
¿Cuántos países poblados y desérticos has visto?

Chhal dhiyaat wqat chhal tzid mazal ou t'khali
¿Cuánto tiempo has desperdiciado?¿Cuanto tiempo te queda más por dejar?

Ya lghayeb fi bled ennas chhal taaya ma tadjri
¡Oh tu ausente!, no paras de correr en el país de los otros

Tzid waad el qoudra wala zmane wenta ma tedri
El destino y el tiempo siguen su curso pero tu lo ignoras

[Estribillo]

Aalach qalbek hzine waalach hakdha ki zawali
¿Por qué tu corazón está tan triste?¿Por qué permaneces allí como un desgraciado?

Matdoum achadda wila tzid taalem ou tabni
Las dificultades no durán, y tu tampoco construirás y ni aprenderás más

Maydoumou layyam walay doum seghrek ou seghri
Los días no durán, todo como tu juventud y la mía

Ya hlilou meskine li ghab saadou ki zahri
Oh dulce desgraciado que tu suerte ha pasado, como la mía

[Estribillo]

Ya msafer naatik oussaayti addiha el bakri
Ôh viajero, te doy un consejo para que lo sigas

Chouf ma yeslah bik qbal ma tbia ou ma techri
Mira lo que te conviene antes de comprar o vender

Ya nnayem djani khabrek ma sralek ma srali
¡Oh tu el dormido! noticias tuyas me han llegado, te ha pasado lo que a mi me pasó

Hakdha rad el qalb bel djbine sabhane El Aali
Así devuelve el corazón a su creador el Altísimo.

[Estribillo]

Fuente:
Moeh Atitar de la Fuente