"Curanipe, navegando en el tiempo"
(El arca maulina del padre Samuel Jofré Rojas)
PALABRAS DEL PADRE SAMUEL
"Mis queridos maulinos..."

lunes, 8 de junio de 2009

Ciriaco de Contreras, nuestro Martín Fierro

Ciriaco de Contreras - Bandolero


Publicado por Pantxike Kontreras
el Viernes, 5 Junio, 2009
Linaje Contreras - País Vasco


Ciriaco Contreras, nacio en Talca , Chile, en la Hacienda de Huaquen, y lo recordaban como un mozo ordenado y juicioso que ayudaba a su padre en las tareas agricolas . Cuando se caso en Talca Ciriaco Contreras paso a San Fernando poniendo un negocio carnicero. Fue en este momento cuando se encontro metido en un proceso de cuatrerismo y condenado a cinco años de reclusion , bajo la acusacion de encubridor.

Al recobrar su libertad , se encontro rechazado, se estableció en Rancagua y mas tarde en Chillán , pero en una reyerta entre un grupo de jinetes borrachos terminó dando muerte a uno de ellos por lo que se vio obligado a huir.

A partir de este suceso fue perseguido e intento establecerse en San Javier en un negocio de carretas fletadoras para el comercio minorista entre Talca y Parral , pero fue descuibierto, por lo que renuncio al trabajo organizado, dedicandose a pequeñas transacciones de ganado, que le puso en contacto con otros forajidos, convirtiendose mas tarde en jefe de una banda dedicada al cuatrerismo, al robo y al pillaje, asaltando caravanas de comerciantes y librando batallas con los policias rurales.

Entre los años 1860 y 1890 es cuando empieza a crearse el mito de Ciriaco de Contreras que desarrolló un complejo sistema de préstamos forzosos a los hacendados, bajo amenaza de salteo a la casa patronal.

Su fama de bandido caballeroso y amigo de los campesinos pobres fue creciendo con el tiempo, amparada en el hecho de que siempre respetó a estos últimos, llegando en ocasiones a ayudarlos económicamente. Su influencia llegó a tal grado que, tras prestar servicios a varios políticos locales, entró a la policía de Santiago como director de la Sección de Seguridad, de la que tuvo que salir tras la guerra civil de 1891 en la que apoyo al Presidente Jose Manuel Balmaceda
Ciriaco Contreras, fallecio atropellado por un tren.

Datos entresacados del libro “Interpretacion Marxista de la Historia de Chile” de Luis Vitale.
www.elquecallaotorga.cl/descargas/tomo5.pdf

De la Web “MEMORIA CHILENA”
www.memoriachilena.cl/temas/dest.asp?id=bandidosciriacocontreras

Sobre Martín Fierro

MÁS SOBRE CIRIACO

(Fragmento)
El General Manuel Baquedano, quien comandó la Guerra del Pacífico, era un gran amigo de los Ovalle Iñiguez y pasaba junto a su esposa, largas temporadas en Los Maitenes. A su vuelta de la guerra les obsequió una yegua de paso denominada "Atacalpa", que a su vez le fue obsequiada por el Sr. Torre-Tagle, entonces dueño de la Hacienda Lurín cerca de Chorrillos, antes de la captura de Lima. En esa hacienda el ejército chileno acampó y preparó la fase final de la campaña. De la yegua sólo se sabe que tuvo una prolífera descendencia de potros chilenos, que se caracterizó por el famoso paso de 4 tiempos del que se ufanaban sus dueños, asegurando que no se derramaba una copa de vino puesta sobre su montura.

Sin embargo, tal vez el personaje más peculiar que frecuentaba ese viejo Marchigüe, fue el famoso bandido del siglo XIX, Ciriaco Contreras, feroz cuatrero de fino y generoso trato. Fue amigo personal de don Javier Ovalle Errázuriz y del su ya mencionado hijo Guillermo Ovalle Vicuña, quienes le facilitaban sus pastizales de Marchigüe para descansar sus cabalgaduras maltrechas tras sus correrías en Argentina. La mencionada amistad habría nacido tras un asalto a los Ovalle cerca de Teno. El trato que tuvo con ellos y su familia, en especial con las pequeños hijos e hijas del último, fue tan caballeroso y amable que terminaron trabando cierta amistad que perduró hasta que, ya rehabilitado por el presidente José Manuel Balmaceda, un trágico accidente de trenes segó su vida. Aun se conserva en Marchigüe su famosa carabina "mocha", que legó a Guillermo Ovalle en señal de reconocimiento.

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Marchihue

CIRIACO
(Según Luis Vitale)

"La obra que mejor refleja esta parte de la realidad social es "Historias de Bandidos", de Rafael Maluenda. Las narraciones más interesantes se refieren a un personaje auténtico, el famoso bandido Ciriaco Contreras. El autor ha recogido las anécdotas de los labios del propio hijo del bandido. Son cinco relatos que están enhebrados por la relación entre un médico de Talca y Ciriaco Contreras. En retribución por haberlo curado de una enfermedad, Ciriaco colaboró con el médico, que era liberal, en una elección con el fin de desmontar el fraude de los conservadores.

Maluenda narra parte de la vida de Ciriaco: "Nadie en Talca ignoraba lo que había sido la vida de Ciriaco Contreras durante estos últimos cinco años, en que, perseguido por la policía, se hizo una reputación de románticos prestigios entre asaltos sangrientos y hábiles correrías de cuatrero. Todavía en la hacienda de Huaquén, donde naciera, había inquilinos que lo recordaban mozo ordenado y juicioso, acompañando a su padre en las labores agrícolas. Cuando se casó en Talca, Ciriaco Contreras realizó sus haberes para establecerse en San Fernando con un negocio carnicero.

“Fue entonces cuando, envuelto en un proceso de cuatrerismo, lo condenaron a cinco años de cárcel por encubridor (...). Al recobrar la libertad, se encontró rechazado de todas partes y, entonces, deseoso de otros ambientes, comenzó su peregrinaje de trabajo hasta establecerse en Rancagua, donde tuvo créditos y apoyo de los hacendados Correa Toro (...). Después se fue a Chillán con ánimo de establecerse definitivamente. Y allí la fatalidad le salió al encuentro en un día de carreras, durante la reyerta que una topeadura provocara entre un grupo de jinetes borrachos".

Al dar muerte a su contendor, Ciriaco tuvo que huir: "Fueron meses de persecución y huídas, realizadas en medio de corridas azarosas y arriesgadas. Creyó un tiempo después que podía pasar inadvertido en un pueblo alejado y se estableció en San Javier con un negocio de carretas fletadoras, para el comercio minorista de los pueblecitos entre Talca y Parral. Pero, descubierta su pista, renunció al trabajo organizado, dedicándose a pequeñas transacciones realizadas por terceras manos entre los comerciantes de ganado de la región. La existencia aventurera le puso en contacto con otros forajidos. Su bravura lo erigió, naturalmente, en jefe de aquella banda dedicada al cuatrerismo, y que en los campos de Talca, Maule y Linares. La formalización de las persecuciones policiales, por causa de salteos que habían producidos muertes en algunos fundos de Curepto, Lircay, Claro, Pelarco, puso a prueba la audacia de la banda de Ciriaco Contreras. Se corrieron entonces hacia Curicó, Molina, Los Cerrillos de Teno y Mataquito, dedicándose a asaltar las caravanas de comerciantes y librando verdaderas batallas con los policías rurales"

A nuestro modo de entender, el bandidaje expresó en última instancia un fenómeno de protesta social contra la autoridad y la llamada justicia. Los bandidos descargaban su ancestral rebeldía contra los dueños de fundos, los mayordomos de campos y los policías. Castigaban a los patronos y capataces que abusaban con los peones e inquilinos. A veces, repartían entre los pobres del campo el ganado robado a los ricos. En los asaltos a los fundos, a menudo se llevaban las cuentas y los vales que adeudaban los peones. Esto explica la popularidad de la que gozaban algunos bandidos entre los sectores más explotados del campo y de las aldeas rurales, fenómeno social que pude apreciar en 1963-64 a través de relatos de testigos de época cuando estuve en calidad de preso político relegado durante un año y medio en el pueblecito de Curepto, cerca de Talca. Esas historias orales todavía transmitían con entusiasmo las aventuras de Ciriaco Contreras, una especie de Robin Hood."

Vida y muerte de Ciriaco Contreras
(Lira popular. Colección Lenz, vol. II, pliego 47)

Murió Ciriaco Contreras
el ladrón más afamado
en Chile no se ha encontrado
otro igual en su carrera.

Mui necesario es narrar
la vida del buen pollino
que sólo era su destino
de ocuparse de robar.
Se solía remontar
internado en la frontera
pasaba la cordillera
buscando su porvenir;
i ahora queda el decir
murió Ciriaco Contreras.

Del sur era el gran terror
Ciriaco por su mal nombre
i no encontrarán otro hombre
bandido de más valor
le robaba con honor
al rico más hacendado
tenía el cuerpo blindado
con acero como advierto;
i ahora digo que ha muerto
el ladrón más afamado.

También Panchito Falcato
fue compañero del sujo [sic]
los dos robaban de lujo
i hacían el desacato.
Subalterno fue Gaspar Matu[s]
de este dicho mencionado
a los indios ha dejado
en una suma pobreza;
otro de más agudeza
en Chile no se ha encontrado.

También iba a la Arjentina
con sus buenos arreadores
i ambos los tres salteadores
ejecutaban la ruina,
don Ciriaco era la mina
i la guía verdadera
arreaba una hacienda entera
de aquel ganado más listo;
por eso es que no se ha visto
otro igual en su carrera.

Al fin, aquí terminó
del buen sujo la historia
i tendrán en la memoria
los recuerdos que dejó
entre Talca i Curicó
quedó abismada la jente
él llegaba de repente
a chico i grande amarrando;
aquí les estoy narrando
la vida de aquel valiente.

Murió Ciriaco Contreras
en el sur dicen los mauchos
porque fue de aquellos gauchos
ladrón de clase primera.
Bajaba como una fiera
a los pueblos a saltear
el rico particular
con él pasaba aflijido;
la historia de este bandido
mui necesaria es narrar.

El ladrón más afamado
de nombre como Pimpín
ya le llegó mal fin
al nefando desgraciado.
El Señor lo ha perdonado
i lo abras con amor su agonía
con dolor la dio con divina fe;
pero en aquel tiempo
fue del sur aquel gran terror.

Otro igual no se ha encontrado
de más valor i heroísmo
que ha combatido al cinismo
antes de ser deslizado
Ya su fin ha terminado
como en la historia relato
Ciriaquito pagó el pato
con un tren en la estación.
Fue mui hombre en la nación
también Panchito Falcato.

Otro igual en su carrera
en la faz no se ha encontrado
porque a éste lo ha amparado
Saturno de su alta esfera.
Él se tiraba la pera
con cazuelas de gallinas
buenos carneros de lina
comía de lo mejor;
a traer ganado mayor
también iba a la Arjentina

La vida de aquel valienteyo
la publico en la prensa
porque creo no es ofensa
lo que hablo del eminente.
Desde el Sur hasta el Oriente
este toro recorrió
niñas i viejas gozó
de aquel más lindo volaco [sic];
la vida de don Ciriaco
al fin aquí terminó.

JOSÉ HIPÓLITO CASAS CORDERO

No hay comentarios.:

Migraciones humanas prehistóricas

Territorio Mapuche

MÚSICA DEL MUNDO

Ya rayah: una canción sobre el exilio en tierra extraña

Ya Rayah

1,2,3 soleils: son Rachid Taha, Khaled (mi preferido, sin duda) y Faudel. Tres crack del Raï que llevaron a este género norte africano a la modernidad, y en ella siguen.

El concierto de 26 de septiembre de 1998 en palais omnisports de Paris-Bercy (POPB) fue grabado y después comercializado en un disco, que yo guardo como oro en paño.

Esta canción que os dejo es Ya Rayah, una canción mítica de un clásico argelino del raï: Dahman el Harrachi.

Es una canción dura de emigración, de exilio, en definitiva de abandono de la tierra de uno para buscar a veces simplemente un futuro, ni tan siquiera mejor.

Traducción, un tanto libre y después de consultar algunas traducciones en francés (está en argot argelino, y de eso chanelo muy poco):

[Estribillo]
Ya Rayah win m'ssefer t'hour taaia ou touila
¡Oh emigrante! ¿a dónde viajas? Te cansarás y terminarás por volver

Chral n'dmou l'aabad el rafliin kablek ou kabli
Cuantos se han arrepentido antes de ti y de mi

Ya Rayah win m'ssefer t'hour taaia ou touila
¡Oh emigrante! ¿a dónde viajas? Te cansarás y terminarás por volver

Chral n'dmou l'aabad el rafliin kablek ou kabli
Cuantos se han arrepentido antes de ti y de mi
[Fin Estribillo]

Chhal cheft al bouldan laamrine wa lber al khali
¿Cuántos países poblados y desérticos has visto?

Chhal dhiyaat wqat chhal tzid mazal ou t'khali
¿Cuánto tiempo has desperdiciado?¿Cuanto tiempo te queda más por dejar?

Ya lghayeb fi bled ennas chhal taaya ma tadjri
¡Oh tu ausente!, no paras de correr en el país de los otros

Tzid waad el qoudra wala zmane wenta ma tedri
El destino y el tiempo siguen su curso pero tu lo ignoras

[Estribillo]

Aalach qalbek hzine waalach hakdha ki zawali
¿Por qué tu corazón está tan triste?¿Por qué permaneces allí como un desgraciado?

Matdoum achadda wila tzid taalem ou tabni
Las dificultades no durán, y tu tampoco construirás y ni aprenderás más

Maydoumou layyam walay doum seghrek ou seghri
Los días no durán, todo como tu juventud y la mía

Ya hlilou meskine li ghab saadou ki zahri
Oh dulce desgraciado que tu suerte ha pasado, como la mía

[Estribillo]

Ya msafer naatik oussaayti addiha el bakri
Ôh viajero, te doy un consejo para que lo sigas

Chouf ma yeslah bik qbal ma tbia ou ma techri
Mira lo que te conviene antes de comprar o vender

Ya nnayem djani khabrek ma sralek ma srali
¡Oh tu el dormido! noticias tuyas me han llegado, te ha pasado lo que a mi me pasó

Hakdha rad el qalb bel djbine sabhane El Aali
Así devuelve el corazón a su creador el Altísimo.

[Estribillo]

Fuente:
Moeh Atitar de la Fuente