"Curanipe, navegando en el tiempo"
(El arca maulina del padre Samuel Jofré Rojas)
PALABRAS DEL PADRE SAMUEL
"Mis queridos maulinos..."

martes, 9 de diciembre de 2008

Judíos: ¿ser o no ser?

Reproducción de una de las carabelas

(Realismo fantástico, borrador)

En las últimas semanas, ha surgido en Argentina una discusión en torno a qué significa ser un judío hoy en día. Según declaraciones del presidente de la AMIA (1), recientemente elegido y ligado a los sectores ortodoxos de la elite religiosa, ser judío implicaría cumplir con todos y cada uno de las exigencias definidas claramente por la tradición.

Más claro echarle agua, si usted es practicante es entonces judío, si no lo es, entonces no es judío, será entonces un “gentil” o “goim”.

De inmediato saltaron voces en desacuerdo, alegando que, por ser descendientes de familias de ¿ese origen? llegadas al país a fines del siglo XIX o los inicios del XX, provenientes en su mayoría de Rusia o los países vecinos, la rama conocida como azkenazíes, o los judíos alemanes, per se tendrían la condición de judíos

¿Cómo se habrán agarrados de los pelos los que se creían “moishes” con los que de un sopetón definieron las cosas así y han dicho sobre los primeros: “no son judíos”.

En Buenos Aires, “Avellaneda” y el “Once” debe haberse “revolutado”; los que cierran el Sábado lo son, los que abren no.

Al no estar allí de cuerpo presente, sólo he podido enterarme de la controversia a través de los medios de prensa y alguna que otra conversación con Porteños, quienes habitualmente se relacionan con la “colectividad”. Por lo que tengo entendido, el despelote fue grande y todavía lo es... traerá cola sin dudas.

Un amigo, buen conocedor del tema ha escrito un artículo al respecto y a su visión expone a la comunidad el problema, el que en Buenos Aires afecta a muchos (2). No es por casualidad que en Argentina exista una de las más grande comunidades judías en el mundo. Me ha parecido muy claro e instructivo el texto y al comentárselo, le expresé. “Uno de estos días escribiré algo al respecto”, agregando además algunas precisiones en torno a la otra rama menos conocida del Pueblo Judío, los sefarditas, no los orientales a quienes habitualmente se les denominará así, sino la antigua gente de Sefarad.

EN “SHILE”

Para salir de lo contingente argentino, valga entonces ir un asunto relacionado en nuestro país.

¿Es usted “católico”?

De acuerdo a las estadísticas, el 70% de todos nosotros lo seríamos... Repito mi pregunta:

¡ES USTED CATÓLICO?, con toda seguridad me responderá que sí. Entonces pregunto ahora:

-¿Cuándo fue la última vez que asistió a Misa?


-“¿Cuándo?....¡mmmmmm!, déjeme pensar... mi compadre Lucho se murió hace... ¡mmmm! dos años y medio...¡Eso, 2 años y 1/2...” (Sonrisa grandota de quien acierta).

- “¿Dos años y medio que no va a misa y se considera católico? - “Sí”, será la muy probable respuesta.

Vamos a lo ritual:

-“¿Hizo la Confirmación?”
“No”.
P. “¿Está casado por la Iglesia?”
R. “No”.
P. “¿O sea vive así o más?”
R. “Sí”
P. “¿Y sus niños están bautizados?”
R. “¡Mmmmm! Sí, pero el más grande no más, porque teníamos un cura amigo con la mamá, que quiso bautizarlo (porque no estábamos casados y ella era “Testigo”)”.
P. “¿Y los más chiquitos lo están?”
R. “No, porque la señora es ´evangélica´”.
P. “¡Ah!”
P. “¿O sea ha vivido en “pecado” con dos señoras?”
R. “Pecado, digamos que no, porque siempre he estado enamorado; pero he tenido tres señoras y en pareja dos más... Cinco en total, sin considerar eso sí como tres ´pololas ´.”
P. ¡”Ah!... ¿Cuántos hijos tiene?”
R. “Que yo sepa como... 7; pero hay uno que dicen que es hijo mío y una niñita por aquí cerca que es igual a mí y está ´reconocida´ por el marido...”
P. “¿Por el marido?”
R. “Lo que pasa es que yo tenía una ´polola que se casó porque nos enojamos y parece que estaba ´esperando´ de mí...”
P. “¡Ah!”

Bueno, esto que parece un chiste no lo es; como la mayoría de los que se consideran católicos, nuestro hipotético entrevistado sólo tiene el Bautismo, tal vez hizo la Primera Comunión cuando niño, porque había fiesta, ropas de por medio y por la costumbre de sus padres. No está Confirmado, no asiste a Misa, no se Confiesa, no nada... pero él se considera “católico”.

Aunque nuestro personaje sabe que algunos o muchos curitas están gordos como lechones, fuman, comen, beben y otros pecadillos algunos más innombrables que otros; tienen camionetas de la Iglesia y auto personal de esos que valen 12 millones (más de US$ 20.000); que no le trabajan un día a nadie y por lo tanto no los considera como a pastores válidos, de todas maneras sentirá que tiene una Casa, una Iglesia y que más allá de los ´lechones´, estará Él, estará Dios detrás, así es que sigue sintiéndose parte.

UNA TRADICIÓN

Tal como en otros lugares de América, desde los inicios de la Nación chilena, la Iglesia ha estado indisolublemente ligada a Ésta y no me refiero a algo similar a lo que sucede en Argentina en que es un Poder más del Estado, sino a que en verdad los frailes y curas estuvieron desde el inicio al lado de los Conquistadores y en sus primeros esfuerzos y en los segundos y así en el tiempo.

En el sentimiento nacional, la Iglesia Católica y nosotros como Pueblo es una sola cosa; puedo haberme mutado en evangélico o en mormón, incluso en “masón comecuras”, pero siempre estará la Madre esperandome a que vuelva a su redil (de oveja descarriada).

Preguntémosle a un padrecito equis: “Oiga curita, usted qué es lo que piensa al respecto”.

La respuesta dependerá probablemente de la rama de la Iglesia que conteste, si es de la ortodoxia o de esos curas “comunachos” buena onda... ahora si es de esos de lefevristas...¡ Mmmmm!

¿Parecido a como lo opinado por la ortodoxia judía o los rabinos liberales...? (ver Nota al final) ¿Quién es católico, quién judío?

En qué estaba, ¡ah! Sí, en lo de ser judío o no serlo... y en Chile...

Se dice que históricamente gran parte de nuestros arzobispos han tenido su origen en familias de antiguos “conversos” o sea lo que en España se llamó “marranos”, quienes la mayoría de las veces seguían practicando su judaísmo en secreto para no ser llevados a la hoguera “por judíos”.

Un arzobispo es algo así como el jefe de los obispos, un obispo es el gerente de los curitas; así un arzobispo es como el gerente de Área de los gerentes de los curitas ¿me sigue?...

Then... decía que muchos de nuestros arzobispos tienen su origen en conversos sefarditas. Pues debe saber usted que los sefarditas son los judíos que vivieron en Sefarad, que era como se llamaba a Hispania desde tiempos antiguos y cuando me refiero a tiempos antiguos es incluso antes de la era cristiana, según algunas opiniones habrían estado allí desde tiempos tan lejanos como los del rey Salomón, quien fue hijo del rey David, el mismo de David y Goliath el gigante...

Se dice que algunos de aquellos primeros sefarditas serían descendientes de la tribu de Leví y otros del Reino de Judá, o sea descendientes directos de la casa de David, pues la línea real siguió a través de su nieto Roboam hasta que avanzando los tiempos cayó el reino bajo las tropas de Nabucodonosor y “fuiste reino” como se dice.

De acuerdo a estos antecedentes legendarios-históricos los sefarditas serían de la más pura sangre judía (¡Ay, cómo se van a enojar unos cuantos!).

Bueno, los levitas son descendientes de Leví, ¿se acuerda de José, ese el de los sueños, las vacas flacas, las gavillas de trigo y que era el “segundo de a bordo” del faraón en Egipto y hermano de Benjamín?... Leví era otro de sus hermanos, hijo de Jacob, quien se agarró a piñas con un ángel, zafándosele una cadera y que luego se llamó Israel...

Jacob por su parte era hijo de Isaac y nieto de Abraham, quien antes se llamó Abram...

Tenemos que estas gentes (le agrego la s porque suena mejor) del pueblo hebreo vivieron en Hispania durante muuuchos siglos. Allí les sucedieron toda clase de vicisitudes, como a todos ni más ni menos, la última de las cuales y la más “peluda” fue que a la par de la caída de los moros, un poco antes, un poco después se les vino un decreto encima: a “convertirse” o expulsión, el que los lanzó hacia el norte de África, hacia los Países Bajos y hacia el Oriente... ¿sólo hacia esos lugares?

Curiosamente no se menciona demasiado en los libros de historia un hecho que es muy obvio para el que ponga el ojo en el tema y que paso a narrar

¿Por qué sucede esto?

Una vez se produjo el descubrimiento de América, de inmediato comenzaron los judíos a emigrar a los nuevos territorios, en solitario al principio; pero también familias enteras pueden ser encontradas apenas en los inicios de la Conquista. ¿Qué estarían haciendo mujeres y niños pequeños en medio de las feroces incursiones indias del Santiago de Chile de 1550 por ejemplo?

Obviamente todos con papeles que aseguraban “pureza de sangre”, los que se compraban como hoy por unos cuantos pesos.

Según algunos estudios, a lo menos uno de cada tres conquistadores era de origen hebreo, el 33 %, no es menor entonces su aporte genético-religioso, el que se ha fundido indisolublemente en nuestro pueblo.

Entre los llegados un poco después se cuenta incluso un Cepeda, pariente de Santa Teresa, doctora de la Iglesia: Teresa de Cepeda y Ahumada, nieta de conversos.

Por allá por 1996, hablando del tema en Buenos Aires con un amigo “hazán” (cantor en la sinagoga), me comentaba la presunción (la suya era certeza) acerca de la pertenencia de Cristóbal Colón o Colum(bus) al pueblo judío y que habría estado encargado por la comunidad para encontrar nuevas tierras en vistas de la amenaza cierta que se venía encima (3). La familia de mi amigo, salió en esa oportunidad de España (1492), radicándose en Italia y luego emigrando a Turquía.

La partícula “bus” en el apellido del Almirante genovés justificaría a ésta su opinión, basando la afirmación en la críptica judía, necesaria para disfrazar los apellidos y poder seguir reconociéndose en medio del peligro.

Cosa parecida habría sucedido con los hermanos Pinzón, quienes con su fama y experiencia marinera fueron el mejor aval de Colón ante los Reyes, en este caso el “Pin” inicial es la clave; como en Pin-o, Pin-cheira, Pin-cas o Pin-ochet, este último, un navegante contrabandista bretón de la costa de Normandía que afincado en Chile junto a otros en los albores de 1700, dieron origen a muchas de las familias tradicionales de nuestro país, entre estos patriarcas encontramos a D´Espinasse (Es -pin- osa), L´Hotellier (Letelier), Bascur, Morigandais (Morandé) y tantos otros.

¿Se ha fijado en que un apellido muy conocido como Benavides se puede descomponer en Ben (“hijo de” en hebreo) y avides: hijo de Avides; o Ben-avente: “hijo de Avente”? Como éstos, existen infinidad de familias que tendrían su origen en familias sefarditas que olvidaron su condición sumergidos en el catolicismo chileno. ¿Catolicismo?, le recuerdo que la mayoría de nuestros arzobispos eran de familias de “conversos” y al revés de lo que sucedió al pueblo llano, en éstas no se olvidó completamente la antigua fe, sólo se habría transformado expresándose de una manera diferente.

Seguramente es por esta razón que en nuestras familias “tradicionales” se tiene en muy alta estima la antigua pertenencia al Pueblo de Israel; me recuerda esto que digo la historia que habría sucedido hace unos años y que paso a relatar al vuelo: la hija de una familia azkenazí practicante se vio en el intríngulis de que su hija deseaba casarse con un “goim”, un chileno acomodado; consultadas las autoridades religiosas, éstas se habrían opuesto al matrimonio. Enterado el padre del novio, habría manifestado: “¡Cómo se oponen a que se case con mi hijo, nosotros que somos descendientes de X.X.!” (algún famoso judío español de la Edad Media). La judería se quedó con la boca abierta...¡Plop!

Sin ir más lejos nuestro primer cardenal, don José María Caro ostenta un conocido apellido sefardita y curiosamente habría sido profesor de hebreo en el seminario; su familia, una de origen campesino de Pichilemu, un pueblo costero un poquito al norte de donde escribo hoy día.

Y entre nuestros ricachones tenemos a los “Santas” varios: Santa María, Santa Cruz y entre los “San”, el más difundido entre nuestros vecinos: San Martín y suma y sigue... ¿Santa Claus?

Es así que el chileno medio, ese de la calle, el que va al liceo público y se atiende por FONASA será normalmente en alguna medida descendiente directo de la antigua gente de Sefarad, de la tribu de Leví y del Reino de Judá Pero ¿quién recuerda esto? Seguramente muy pocos, ¿por qué?: se han “gentilizado”, se han vuelto “gentiles”, aunque por sangre siguen siendo judíos de verdad, salidos antaño de Ur de Caldea con Abraham....

A diferencia de los azkenazíes, los que tienen origen en la conversión de un rey germánico por allá por el 700 D.C., nuestros antepasados sí estuvieron junto al Sinaí cuando Moisés subió para hablar cara a cara con El Señor y a diferencia también de ellos quienes adoraron hasta ¡muuuuy! después a dioses paganos, nosotros anduvimos cuarenta años por el desierto y seguimos Fieles al Pacto en Sefarad hasta que encontrando al fin la Tierra Prometida, la conquistamos, la construimos, la hicimos nuestra tierra...

¿Quién es judío o no lo es? ¿De qué hablamos cuando preguntamos esto?

Moshé había estudiado en los secretos de los Templos de Egipto y habría sido uno de los generales sobrevivientes de la Revolución Solar iniciada por Akhenatón, destruida por los idólatras y hechiceros... Los levitas, su tribu, habrían sido los encargados de trasladar a su Señor ya muerto, proteger y llevar el Tabernáculo.

¿Alguna vez dejaron de hacerlo?

Una religión de paz que vio su plenitud en medio del desierto egipcio, fue transmitida a un nuevo pueblo por un soldado del Señor del Alto y el Bajo Egipto; bajo su égida y años de dura vida en medio de la nada, se transformó en otra guerrera la que avanzando el tiempo cambió definitivamente la historia del mundo.

Sin embargo, su origen primero estuvo en los templos de On, en donde oficiaron los Sacerdotes del Sol, instruidos por los dulces Hijos de la Luz...

Akhenatón el más conocido, según algunos duerme para siempre en las entrañas de Jerusalén; salió de Egipto para no volver a la tierra que lo rechazó, sus ojos fueron cerrados esperando que su visión alguna vez triunfara sobre la muerte...

Aún hoy aguarda que los idólatras entiendan su mensaje...

La Tierra Prometida es nuestra, “tierra de leche y miel”, para todos sus hijos...

JUAN CONTRERAS BUSTOS

(1) http://www.clarin.com/diario/2008/06/07/elpais/p-02401.htm
(2) http://www.periodicotribuna.com.ar/Articulo.asp?Articulo=3961
(3) http://www.scribd.com/doc/2071310/Wiesenthal-Simon-Operacion-nuevo-mundo

Para saber más sobre Sefarad

Nota: al referirme a ortodoxos y liberales lo hago en el uso común de estos términos, no en su versión religiosa judía.

Una opinión sobre los ashkenazíes


1 comentario:

Anónimo dijo...

DECRETO DE EXPULSIÓN DE LOS JUDÍOS DE ESPAÑA, 1492. (Texto aproximado)

"Los Reyes Fernando e Isabel, por la gracia de Dios, Reyes de Castilla, León, Aragón y otros dominios de la corona- al príncipe Juan, los duques, marqueses, condes, ordenes religiosas y sus Maestres,... señores de los Castillos, caballeros y a todos los judíos hombres y mujeres de cualquier edad y a quienquiera esta carta le concierna, salud y gracia para él.

Bien es sabido que en nuestros dominios, existen algunos malos cristianos que han judaizado y han cometido apostasía contra la santa fe Católica, siendo causa la mayoría por las relaciones entre judíos y cristianos. Por lo tanto, en el año de 1480, ordenamos que los judíos fueran separados de las ciudades y provincias de nuestros dominios y que les fueran adjudicados sectores separados, esperando que con esta separación la situación existente sería remediada, y nosotros ordenamos que se estableciera la Inquisición en estos dominios; y en el término de 12 años ha funcionado y la Inquisición ha encontrado muchas personas culpables además, estamos informados por la Inquisición y otros el gran daño que persiste a los cristianos al relacionarse con los judíos, y a su vez estos judíos tratan de todas maneras a subvertir la Santa Fe Católica y están tratando de obstaculizar cristianos creyentes de acercarse a sus creencias.

Estos Judíos han instruido a esos cristianos en las ceremonias y creencias de sus leyes, circuncidando a sus hijos y dándoles libros para sus rezos, y declarando a ellos los días de ayuno, y reuniéndoles para enseñarles las historias de sus leyes, informándoles cuando son las festividades de Pascua y como seguirla, dándoles el pan sin levadura y las carnes preparadas ceremonialmente, y dando instrucción de las cosas que deben abstenerse con relación a alimentos y otras cosas requiriendo el seguimiento de las leyes de Moisés, haciéndoles saber a pleno conocimiento que no existe otra ley o verdad fuera de esta. Y así lo hace claro basados en sus confesiones de estos judíos lo mismo a los cuales han pervertido que ha sido resultado en un gran daño y detrimento a la santa fe Católica, y como nosotros conocíamos el verdadero remedio de estos daños y las dificultades yacían en el interferir de toda comunicación entre los mencionados Judíos y los Cristianos y enviándolos fuera de todos nuestros dominios, nosotros nos contentamos en ordenar si ya dichos Judíos de todas las ciudades y villas y lugares de Andalucía donde aparentemente ellos habían efectuado el mayor daño, y creyendo que esto seria suficiente de modo que en esos y otras ciudades y villas y lugares en nuestros reinos y nuestras posesiones seria efectivo y cesarían a cometer lo mencionado. Y porque hemos sido informados que nada de esto, ni es el caso ni las justicias hechas para algunos de los mencionados judíos encontrándolos muy culpables por lo por los susodichos crímenes y transgresiones contra la santa fe Católica han sido un remedio completo obviar y corregir estos delitos y ofensas. Y a la fe Cristiana y religión cada día parece que los Judíos incrementan en continuar su maldad y daño objetivo a donde residan y conversen; y porque no existe lugar donde ofender de mas a nuestra santa creencia, como a los cuales Dios ha protegido hasta el día de hoy y a aquellos que han sido influenciados, deber de la Santa Madre Iglesia reparar y reducir esta situación al estado anterior, debido a lo frágil del ser humano, pudiese ocurrir que podemos sucumbir a la diabólica tentación que continuamente combate contra nosotros, de modo que, si siendo la causa principal los llamados judíos si no son convertidos deberán ser expulsados de el Reino.

Debido a que cuando un crimen detestable y poderoso es cometido por algunos miembros de algún grupo es razonable el grupo debe ser absuelto o aniquilado y los menores por los mayores serán castigados uno por el otro y aquellos que permiten a los buenos y honestos en las ciudades y en las villas y por su contacto puedan perjudicar a otros deberán ser expulsados del grupo de gentes y a pesar de menores razones serán perjudiciales a la República y los mas por la mayoría de sus crímenes seria peligroso y contagioso de modo que el Consejo de hombres eminentes y caballeros de nuestro reinado y de otras personas de conciencia y conocimiento de nuestro supremo concejo y después de muchísima deliberación se acordó en dictar que todos los Judíos y Judías deben abandonar nuestros reinados y que no sea permitido nunca regresar.

Nosotros ordenamos además en este edicto que los Judíos y Judías cualquiera edad que residan en nuestros dominios o territorios que partan con sus hijos e hijas, sirvientes y familiares pequeños o grandes de todas las edades al fin de Julio de este año y que no se atrevan a regresar a nuestras tierras y que no tomen un paso adelante a traspasar de la manera que si algún Judío que no acepte este edicto si acaso es encontrado en estos dominios o regresa será culpado a muerte y confiscación de sus bienes.

Y hemos ordenado que ninguna persona en nuestro reinado sin importar su estado social incluyendo nobles que escondan o guarden o defiendan a un Judío o Judía ya sea públicamente o secretamente desde fines de Julio y meses subsiguientes en sus hogares o en otro sitio en nuestra región con riesgos de perder como castigo todos sus feudos y fortificaciones, privilegios y bienes hereditarios.

Hágase que los Judíos puedan deshacerse de sus hogares y todas sus pertenencias en el plazo estipulado por lo tanto nosotros proveemos nuestro compromiso de la protección y la seguridad de modo que al final del mes de Julio ellos puedan vender e intercambiar sus propiedades y muebles y cualquier otro articulo y disponer de ellos libremente a su criterio que durante este plazo nadie debe hacerles ningún daño, herirlos o injusticias a estas personas o a sus bienes lo cual seria injustificado y el que transgrediese esto incurrirá en el castigo los que violen nuestra seguridad Real.

Damos y otorgamos permiso a los anteriormente referidos Judíos y Judías a llevar consigo fuera de nuestras regiones sus bienes y pertenencias por mar o por tierra exceptuando oro y plata, o moneda acuñada u otro articulo prohibido por las leyes del reinado.

De modo que ordenamos a todos los concejales, magistrados, caballeros, guardias, oficiales, buenos hombres de la ciudad de Burgos y otras ciudades y villas de nuestro reino y dominios, y a todos nuestros vasallos y personas, que respeten y obedezcan con esta carta y con todo lo que contiene en ella, y que den la clase de asistencia y ayuda necesaria para su ejecución, sujeta a castigo por nuestra gracia soberana y por la confiscación de todos los bienes y propiedades para nuestra casa real y que esta sea notificada a todos y que ninguno pretenda ignorarla, ordenamos que este edicto sea proclamado en todas las plazas y los sitios de reunión de todas las ciudades y en las ciudades principales y villas de las diócesis, y sea hecho por el heraldo en presencia de el escribano público, y que ninguno o nadie haga lo contrario de lo que ha sido definido, sujeto al castigo de nuestra gracia soberana y la anulación de sus cargos y confiscación de sus bienes al que haga lo contrario.

Y ordenamos que se evidencie y pruebe a la corte con un testimonio firmado especificando la manera en que el edicto fue llevado a cabo.

Dado en esta ciudad de Granada el Treinta y uno día de marzo del año de nuestro señor Jesucristo de 1492

Firmado Yo, el Rey, Yo la Reina, y Juan de la Colonia secretario del Rey y la Reina quien lo ha escrito por orden de sus Majestades."

RESPUESTA DE ISAAC ABRAVANEL AL EDICTO DE EXPULSIÓN DE 1492:

"Sus Majestades:

Abraham Senior y yo agradecemos esta oportunidad para hacer nuestro último alegato escrito llevando la voz de las comunidades judías que nosotros representamos. Condes, duques y marqueses de las Cortes, caballeros y damas: no es un gran honor cuando un judío es llamado a asistir por el bienestar y seguridad de su pueblo, pero es desgracia mayor que el Rey y la Reina de Castilla y Aragón y por supuesto de toda España tenga que buscar su gloria en gente inofensiva. Encuentro muy difícil comprender como todo hombre judío, mujer y niño pueden ser una amenaza a la fe Católica. Son cargos muy fuertes, demasiado fuertes. ¿Es que nosotros la destruimos?

Es todo lo opuesto. ¿No estáis ogligando en este edicto a confinar a todos los judíos en lugares restringidos y a tantas limitaciones en nuestros privilegios legales y sociales, sin mencionar que nos forzáis a cambios humillantes? ¿No fue suficiente la imposición de la fuerza, no nos aterrorizó vuestra diabólica Inquisición? Déjeseme mostrar en toda su dureza esta materia a todos los presentes; no dejaré callar la voz de Israel en este día.

Escuchad ¡oh cielos!, y sea permitido que se me escuche, Rey y Reina de España. Isaac Abravanel se dirige a vos; yo y mi familia somos descendientes directos del Rey David, verdadera sangre real; la misma del Mesías corre por mis venas. Es mi herencia, y yo lo proclamo en nombre del rey de Israel.

En nombre de mi pueblo, el pueblo de Israel, los escogidos por Dios, declaro que son inocentes y sin culpa de todos los crímenes declarados en este abominable edicto. El crimen y la transgresión es para vos; para nosotros es el soportar el decreto sin justicia que Vos habeis proclamado. El día de hoy será de derrota y este año, que se imagina como el año de la gran gloria, será el de la vergüenza más grande de España. Es reconocido que la palabra honor debe ser propia de buenas y nobles acciones; de la misma forma, un acto impropio haría sufrir la reputación de una persona. Y si reyes y reinas acometen hechos dudosos se hacen daño a ellos mismos; como bien se dice, cuanto más grande es la persona el error es mayor.

Si los errores son reconocidos a tiempo pueden ser corregidos y el ladrillo débil que soporta el edificio puede ser resituado en posición correcta. Asimismo un edicto errado, si es cambiado a tiempo, puede ser corregido; pero objetivos religiosos han aventajado a la razón y malos consejos han precedido al justo razonamiento. El error de este edicto será irreversible, lo mismo que estas obligaciones que proclaman; mi rey y mi reina, escuchadme bien: error ha sido, un error profundo e inconcebible como España nunca haya visto hasta ahora. Vosotros sois los únicos responsables, como instrumentos del poder de una nación; si las artes y letras dan pautas a sensibilidades mas refinadas, si vosotros habéis aplacado el orgullo del infiel musulmán pese a la fuerza de su ejército mostrando conocimiento del arte y de la guerra y respetando su conciencia ¿con qué derecho los inquisidores recorren los campos quemando libros por miles en piras publicas?

¿Con qué autoridad los miembros de la Iglesia desean ahora quemar la inmensa biblioteca arábiga de este gran palacio moro y destruir sus preciosos manuscritos? Porque es por autoridad vuestra, mi rey y mi reina. En lo más profundo de sus corazones Vuestras Mercedes han desconfiado del poder del conocimiento, y Vuestras Mercedes han respetado sólo el poder. Con nosotros los judíos es diferente. Nosotros los judíos admiramos y estimulamos el poder del conocimiento. En nuestros hogares y en nuestros lugares de rezo el aprendizaje es una meta practicada por toda la vida. El aprendizaje es una pasión nuestra que dura mientras existimos; es el corazon de nuestro ser; es la razón, según nuestras creencias, para la cual hemos sido creados. Nuestro agresivo amor a aprender pudo haber contrapesado su excesivo amor al poder. Nos pudimos haber beneficiado de la protección ofrecida por vuestras armas reales y vos os pudisteis haber beneficiado de los adelantos de nuestra comunidad y del intercambio de conocimientos, y digo que nos hubiésemos ayudado mutuamente.

Así como se nos ha mostrado nuestra debilidad, su nación sufrirá la fuerza de un desequilibrio al que Vuestras Mercedes han dado comienzo. Por centurias futuras, vuestros descendientes pagarán por los errores de ahora. Vuestras Mercedes verán que la nación se transformará en una nación de conquistadores que buscan oro y riquezas, viven por la espada y reinan con puño de acero; y al mismo tiempo os convertiréis en una nación de iletrados, vuestras instituciones de conocimiento, amedrentadas por el progreso herético de extrañas ideas de tierras distintas y otras gentes, no serán respetados. En el curso del tiempo el nombre tan admirado de España se convertirá en un susurro ente las naciones. España, que siempre ha sido pobre e ignorante, España, la nación que mostró tanta promesa y que ha completado tan poco. Y entonces, algún día, España se preguntará a sí misma: ¿que ha sido de nosotros? ¿Por qué somos el hazmerreír entre las naciones? Y los españoles de esos días mirarán al pasado para ver por qué sucedió esto. Y aquellos que son honestos señalarán este día y esta época de la misma manera que cuando esta nación se inició. Y la causa de su decadencia no mostrará a nadie más que a sus reverenciados soberanos Católicos, Fernando e Isabel, conquistadores de los moros, expulsores de los judíos, fundadores de la Inquisición y destructores de inquisitivas mentes de los españoles.

El edicto es testimonio a la debilidad cristiana. Esto ha demostrado que los judíos son capaces de ganarle a los siglos. Argumento viejo sobre estas dos creencias. Esto explica el por qué existen falsos cristianos: estos cristianos cuyas creencias han sido sacudidas por argumentos que el judío conoce mejor. Esto explica por qué la nación cristiana se perjudicara como dice que lo ha sido. Deseando silenciar la oposición judía, la mayoría cristiana ha decidido no seguir argumentando, eliminando la fuente del contraargumento. No se le dio oportunidad alguna al judío.

Esta es la ultima oportunidad para traer este tema a tierra española. En estos últimos momentos de libertad, otorgada por el Rey y la Reina, yo, como representante de la judería Española, reposo en un punto la disputa teológica. Yo la dejaré con un mensaje de partida, a pesar de que a Vuestras Mercedes no os guste.

El mensaje es simple. El histórico pueblo de Israel, como se ha caracterizado por sus tradiciones, es el único que puede emitir juicio sobre Jesús y sus demanda de ser el Mesías; y como Mesías, su destino fue el de salvar a Israel, de modo que debe venir de Israel a decidir cuándo debe salvarlo. Nuestra respuesta es la única respuesta que importa, o acaso Jesús fue un falso Mesías. Mientras el pueblo de Israel exista, mientras las gentes de Jesús continúen en rechazarlo. Su religión no puede ser validada como verdadera. Vuestras Mercedes pueden convertir a todas las gentes, a todos los salvajes del mundo, pero mientras no conviertan al judío, Vuestras Mercedes no han probado nada, salvo que pueden persuadir a los que no están informados.

Lo dejamos con este confortante conocimiento. Porque Vuestras Mercedes pueden disponer de sus poderes, pero nosotros poseemos la verdad por lo alto. Vuestras Mercedes podrán desposeernos como individuos, pero no podrán desposeernos de nuestras almas sagradas y de la verdad histórica, que es el único testigo nuestro.

Escuchad, Rey y Reina de España, en este día Vuestras Mercedes han engrosado la lista de fabricantes de maldades contra los que quedan de la Casa de Israel; si Vuestras Mercedes se empeñan en destruirnos, todos han fracasado.

Mas, sin embargo, nosotros prosperaremos en otras tierras lejanas. Y doquiera que vayamos, el Dios de Israel estará con nosotros, y a Vuestras Mercedes rey Fernando y reina Isabel, la mano de Dios los atrapará y castigará por la arrogancia de sus corazones.

Hágase a Vuestras Mercedes autores de esta iniquidad; a lo largo de generaciones por venir, será contado repetidamente cómo su fe no fue benevolente y cómo su visión se cegó. Pero, más que sus actos de odio y fanatismo, el coraje del pueblo de Israel será recordado por haberse enfrentado contra el poderoso Imperio Español y por habernos apegado a la herencia religiosa de nuestros padres, resistiendo a los argumentos inciertos.

Expúlsennos, arrójennos de esta tierra que hemos querido tanto como Vos, pero los recordaremos, Rey y Reina de España, como los que en nuestros santos libros buscaron nuestro daño. Nosotros los judíos, con nuestros hechos en las paginas de la historia y nuestros recuerdos de sufrimiento; e incurriréis en un daño mayor a vuestros hombres que el mal que nos habéis causado. Nosotros los recordaremos, y a su vil edicto de expulsión, para siempre."

1:27 PM
Anónimo dijo...
DON ISAAC ABRAVANEL

Puente entre el medioevo y el Renacimiento, la vida de Don Isaac Abravanel (1437-1508) constituye una bisagra en la historia judía. Con él llegó a su fin la filosofía judeoespañola, y fue el último de los comentaristas bíblicos hasta la exégesis moderna, que tres siglos después iniciaría Moisés Mendelssohn.

La exégesis post-maimonídea constituyó, en efecto «días de epígonos», en los que se produjeron pocos comentarios memorables; escritos por expulsados de España, destacan especialmente tres: Isaac Arama (m. 1494), Abraham Saba (m. 1501) e Isaac Abravanel, quien a diferencia de sus predecesores como Maimónides y David Kimji, raramente se detiene en la gramática o filología.

En lugar de ello, Abravanel abunda en interpretaciones históricas, coteja la exégesis cristiana (especialmente la de Jerónimo de Estridón del siglo IV, quien vivió sus últimas décadas en la Tierra de Israel) e, innovadoramente, compara la sociedad de su época con la de la era bíblica.

Precisamente, su obra se distingue por la consideración que trae de temas sociales y políticos de marras. Verbigracia, cuando debe definir por qué Moisés y David fueron pastores (comentario a Amós 7:15) en vez de adoptar la explicación de que el pastor es especialmente idóneo porque su contacto con la naturaleza facilita la especulación y la meditación, aduce en su lugar que el pastor es eminentemente un líder.

Su propósito parece haber sido dar esperanza a los judíos de España en que el arribo del Mesías era inminente. Como sintió en carne propia la desesperación de aquellos días, blandió la creencia mesiánica que a la sazón dio solaz a los israelitas. Entre 1496 y 1497, escribió tres obras al respecto, en las que presume que la redención llegaría después de una guerra entre cristianos y musulmanes.

Abravanel también puede ser considerado el último de los estadistas judíos hasta Teodoro Herzl, y un pionero de la politología, que es a su vez precursora de las ciencias sociales.

Si bien es aceptado que la disciplina nació en el siglo XVI con Maquiavelo, en los escritos de Isaac Abravanel pueden rastrearse precedentes, sobre todo sus glosas a los libros bíblicos de Deuteronomio y de Samuel, en los que sostiene cómo el rey debe servir a su pueblo. Abravanel descreyó de la superioridad de la monarquía y sostuvo que, de los modelos estaduales de su época, el mejor era el gobierno de jueces electos, como se daba en Venecia, Florencia y Génova.

Descendía de una notable familia de Sevilla que emigró a Portugal tras las persecuciones de 1391 (su abuelo, Samuel Abravanel, había sido tesorero de Enrique II y de Juan I de Castilla). Isaac continuó con las funciones palaciegas de sus antepasados, y actuó al servicio de los reyes de Portugal, Castilla y Nápoles, así como de la República de Venecia.

En efecto, su biografía ha sido estudiada de acuerdo con esa geografía tripartita (Portugal, España e Italia), particularmente en la obra de Seymour Feldman La filosofía en un tiempo de crisis (2003) que lleva por subtítulo Don Isaac Abravanel, defensor de la fe. En efecto, Abravanel acompañó la metamorfosis de los hebreos que siguió a la expulsión de España.

Su desempeño como tesorero de la casa real portuguesa concluyó cuando se lo involucró en un complot, y en 1483 huyó a Castilla, donde fue agente comercial y financiero de Isabel la Católica. Su influencia sobre ésta no alcanzó para contrarrestar el Decreto de la Alhambra (o Edicto de Granada) del 31 de marzo de 1492, esbozado por inquisidor general Tomás de Torquemada, que obligó a los judíos de España a optar entre el bautismo y la expulsión.

Abravanel optó por emigrar a Italia; murió en Venecia en 1508. La novela El decreto de Alhambra (1988) de David Raphael, incluye una respuesta al decreto atribuida a Don Isaac.

FILOSOFÍA

En cuanto a la filosofía, Abravanel escribió tratados que versan sobre los conceptos de profecía y providencia. Mas en rigor fue un adversario de la disciplina, rechazando a los filósofos judíos que lo precedieron por considerarlos demasiado abiertos en cuestiones interpretativas.

Acaso por ello, no se ha considerado que sus ideas tuvieran originalidad. Así opinó Julius Guttmann, profesor de la Universidad Hebrea de Jerusalén, en su clásica obra Filosofías del judaísmo (1933).

Con la expulsión, Isaac Abravanel mandó secretamente a Portugal a su hijo de un año. Cuando el rey Juan II ordenó que el pequeño Iehudá fuera bautizado, el padre compuso una endecha titulada Lamentación sobre el tiempo (1503).

Iehudá, más conocido como León Hebreo (1460-1523) viajó mucho, enseñó en la universidad de Nápoles, fue médico de Gonzalo de Córdoba «el Gran Capitán», y fue autor de los célebres Diálogos de Amor. La popularidad de este tratado anuncia el desplazamiento del pensamiento escolástico.

León Hebreo es citado en el prólogo al Quijote, y Bonilla de San Martín le atribuye ser una fuente en la que se basó Cervantes. Sus tres «diálogos de amor» entre Filón (el amante) y Sofía (la sabiduría, la amada) versan respectivamente sobre la naturaleza del amor, su universalidad y su origen divino, y comienzan por distinguir al amor del deseo.

La presentación que hace León Hebreo del universo, como un gigantesco ser viviente, es quizás eco de la doctrina sobre el macrocosmos único expuesta por pensadores influidos por Platón. El amor es el principio que domina a todos los seres, el principio de unión y vivificación de toda realidad, como la «idea de las ideas» en el mundo platónico.

La obra fue publicada póstumamente en Roma (1535) por su amigo Mariano Lenzi, quien se había propuesto «rescatarla de la oscuridad en la que estaba enterrada». Lo logró: gozó de más de veinte ediciones en las primeras décadas, y de muchas traducciones, entre las que sobresale la del florentino al castellano, realizada en 1589 por el peruano Gracilaso de la Vega «el Inca».

Diálogos de Amor menciona el calendario hebreo y sus festividades, y alude a la cábala como sabiduría antiquísima.

En la biblioteca de Spinoza se encontró un ejemplar español de los Diálogos, y se ha sostenido que de allí abrevó el holandés su concepción del amor intelectual a Dios. En realidad, hay una gran diferencia entre los conceptos de amor de uno y otro, ya que para Spinoza la creación divina constituía una fatalidad lógica y no un acto de amor.

Volviendo al padre de León Hebreo, y hablando de padres, digamos que el de de Benjamín Netanyahu (el más joven Primer Ministro de Israel y actual jefe de la oposición) es autor de la obra clásica sobre Abravanel. Así se llama el libro de Benzion Netanyahu (publicado en 1953 y en 1999), que recorre la cosmovisión de Abravanel, su noción de la historia, sus conceptos políticos y el mentado mesianismo. Se encontraron en el ilustre español dos líneas del medioevo judío: la de los estadistas y la de los filósofos. Netanyahu lo llama «el último portavoz del medioevo judaico».
Fuente: www.nodulo.org

1:28 PM
Anónimo dijo...
LA IGLESIA NO CANONIZA A COLÓN PORQUE ERA JUDÍO

"Ocultó su religión porque tuvo que financiar su viaje a América con el apoyo de la reina católica", dice el autor español Oscar Villar Serrano en su libro 'Cristóbal Colón: el secreto mejor guardado'.

La Iglesia católica retiró su propia propuesta de canonizar al almirante Cristóbal Colón al conocer que 'era judío', dice el autor español Oscar Villar Serrano en su libro 'Cristóbal Colón: el secreto mejor guardado'.

Villar Serrano, doctor en Ciencias Náuticas y capitán de la Comandancia Marítima de Torrevieja, en la provincia española de Alicante, afirma que Colón mantuvo siempre un cierto anonimato sobre su personalidad 'porque era judío, hecho que le permitió recibir el apoyo de los judíos' en su primer viaje a América con la promesa de 'ofrecer a éstos la tierra prometida'.

Villar aseguró que 'el misterio' que envuelve a Colón se debe a que tuvo que ocultar su religión porque para financiar su viaje buscó el apoyo de una reina católica, si bien, 'todos sus grandes apoyos' fueron judíos, desde el banquero de la Corona de Aragón Luis Santángel, hasta la propia tripulación de la carabelas, 'mayoritariamente judía'.

En este sentido, el autor recuerda en su libro los movimientos
migratorios que se produjeron en Italia y España durante los siglos XIV y XV, debido a la persecución que sufrieron los judíos, y 'es en ellos donde está el secreto de la familia de Colon'.

Villar asegura en su obra que en la correspondencia que mantuvieron Colón y su hijo Fernando 'hay muchas pruebas de sus creencias religiosas judías'.

Las cartas estaban fechadas con números hebreos, los textos fueron escritos en un idioma 'ininteligible' y las despedidas las hacían recordando una bendición judía.

Asimismo, el autor sostiene que Colón recomendaba a su hijo por carta que ante la gente se comportara como mandaba la ley canónica, 'pero entre nosotros -cita a Colón textualmente- tenemos que conservar nuestras costumbres'.

Villar recuerda que el hermano de Cristóbal Colón fue quemado en Valencia en 1493 por ser judío y que, curiosamente, fue la propia Iglesia la que, tras la muerte del marino, propuso canonizar al descubridor por el hecho de haber cristianizado a los indígenas de América, 'pero se desestimó al darse cuenta de que era judío'.

Además, el autor del libro sostiene que el navegante 'sabía a dónde iba' cuando descubrió el nuevo continente, pues contaba con información sobre la ruta a realizar.

En su libro, que saldrá publicado el mes próximo, Villar explica que Colón 'no fue un simple aventurero', sino un letrado, cartógrafo y científico que poseía más de veinte mil libros sobre navegación que fueron posteriormente cedidos por su hijo a los dominicos de Sevilla, donde se recogían anotaciones del propio descubridor.

También dice Villar que Colon conocía la distancia que iba a cubrir y lo que iba a tardar porque 'tenía cartografía precisa'. En este sentido, el autor sostiene que los mapas salieron de la escuela de Sevres (Francia).

En cuanto a la financiación del primer viaje, Villar explicó que
parte del dinero que dio Santángel para Colón procedía del
arrendamiento de dominio público de las salinas de Torrevieja,
propiedad del banquero.

Villar relata en su obra que Colón se rodeó de importantes judíos
españoles como Abraham y Jefuda Cresques, creadores del Atlas
catalán, el científico italiano Paolo del Pozzo Toscaneli, el
explorador florentino Nicolo di Conti y el cartógrafo y hermano del conquistador, Bartolomé Colón.

Como hecho destacado, Villar mantiene que los portugueses siempre estuvieron atentos y pendientes del primer viaje que Colón realizó a América, por lo que el descubridor apuntaba en su cuaderno de bitácora 'datos erróneos para no dar a conocer la ruta certera'.

Según Villar, Colón decía que había descubierto las Indias Orientales por una ruta norte 'pero era falso', ya que al nuevo continente llegó por el sur evitando el Mar de los Sargazos.

'Cristóbal Colón: el secreto mejor guardado' no es una novela,
sino 'una obra en la que se mezcla la historia con conocimientos
científicos y en la que se aportan conclusiones nuevas', dice Oscar Villar Serrano.

la Voz y la Opinión
Julio-Agosto 2008.
Argentina

Migraciones humanas prehistóricas

Territorio Mapuche

MÚSICA DEL MUNDO

Ya rayah: una canción sobre el exilio en tierra extraña

Ya Rayah

1,2,3 soleils: son Rachid Taha, Khaled (mi preferido, sin duda) y Faudel. Tres crack del Raï que llevaron a este género norte africano a la modernidad, y en ella siguen.

El concierto de 26 de septiembre de 1998 en palais omnisports de Paris-Bercy (POPB) fue grabado y después comercializado en un disco, que yo guardo como oro en paño.

Esta canción que os dejo es Ya Rayah, una canción mítica de un clásico argelino del raï: Dahman el Harrachi.

Es una canción dura de emigración, de exilio, en definitiva de abandono de la tierra de uno para buscar a veces simplemente un futuro, ni tan siquiera mejor.

Traducción, un tanto libre y después de consultar algunas traducciones en francés (está en argot argelino, y de eso chanelo muy poco):

[Estribillo]
Ya Rayah win m'ssefer t'hour taaia ou touila
¡Oh emigrante! ¿a dónde viajas? Te cansarás y terminarás por volver

Chral n'dmou l'aabad el rafliin kablek ou kabli
Cuantos se han arrepentido antes de ti y de mi

Ya Rayah win m'ssefer t'hour taaia ou touila
¡Oh emigrante! ¿a dónde viajas? Te cansarás y terminarás por volver

Chral n'dmou l'aabad el rafliin kablek ou kabli
Cuantos se han arrepentido antes de ti y de mi
[Fin Estribillo]

Chhal cheft al bouldan laamrine wa lber al khali
¿Cuántos países poblados y desérticos has visto?

Chhal dhiyaat wqat chhal tzid mazal ou t'khali
¿Cuánto tiempo has desperdiciado?¿Cuanto tiempo te queda más por dejar?

Ya lghayeb fi bled ennas chhal taaya ma tadjri
¡Oh tu ausente!, no paras de correr en el país de los otros

Tzid waad el qoudra wala zmane wenta ma tedri
El destino y el tiempo siguen su curso pero tu lo ignoras

[Estribillo]

Aalach qalbek hzine waalach hakdha ki zawali
¿Por qué tu corazón está tan triste?¿Por qué permaneces allí como un desgraciado?

Matdoum achadda wila tzid taalem ou tabni
Las dificultades no durán, y tu tampoco construirás y ni aprenderás más

Maydoumou layyam walay doum seghrek ou seghri
Los días no durán, todo como tu juventud y la mía

Ya hlilou meskine li ghab saadou ki zahri
Oh dulce desgraciado que tu suerte ha pasado, como la mía

[Estribillo]

Ya msafer naatik oussaayti addiha el bakri
Ôh viajero, te doy un consejo para que lo sigas

Chouf ma yeslah bik qbal ma tbia ou ma techri
Mira lo que te conviene antes de comprar o vender

Ya nnayem djani khabrek ma sralek ma srali
¡Oh tu el dormido! noticias tuyas me han llegado, te ha pasado lo que a mi me pasó

Hakdha rad el qalb bel djbine sabhane El Aali
Así devuelve el corazón a su creador el Altísimo.

[Estribillo]

Fuente:
Moeh Atitar de la Fuente