"Curanipe, navegando en el tiempo"
(El arca maulina del padre Samuel Jofré Rojas)
PALABRAS DEL PADRE SAMUEL
"Mis queridos maulinos..."

domingo, 7 de diciembre de 2008

Himno al Atón


Himno al Atón

Traducción de Alexandre Herrero Pardo

Tú surges hermoso en el Horizonte del cielo. Cuando te alzas en el Horizonte de Oriente, llenas toda la Tierra con tus maravillas. Tú eres luminoso, grande, un resplandor erguido sobre todo ser en la Tierra. Tus rayos engloban las tierras (campos) hasta el límite de todo cuanto creaste, porque Tú estas en Ra y por eso abarcas hasta sus confines y los sometes para tu hijo amado (Ajnatón).

Aunque estás lejos, tu haz de rayos está sobre la Tierra, tu resplandor en los rostros, tu tenue morada en tu camino. Mas cuando descansas en paz en el Horizonte de Occidente, la Tierra está oscura, bajo el gobierno de la muerte. La noche todo lo cubre e impide recibir la luz diurna de tal modo que un ojo no ve a otro. Si todos los bienes, que son de cada cual, fuesen robados, sería imposible apercibirse. Cada León se marcha de Ruty (Tu mansión en el Horizonte). Todas las serpientes pican, porque en la oscuridad está el momento de escupir el fuego (el veneno). La Tierra está en silencio porque su Creador descansa en paz en su Morada del Horizonte.

Al Alba, cuando surges brillante en el Horizonte como Atón diurno, escapas a la oscuridad, concedes tus rayos y las Dos Tierras están en celebraciones. Cada cual se despierta y se alza sobre sus pies, pues Tú los has levantado. Purifican sus cuerpos, se visten de gala, sus brazos alaban tu aparición y el País entero realiza sus trabajos (su labor). Todos los rebaños están satisfechos en sus pastos. Los árboles y las plantas reverdecen. Los pájaros vuelan; extienden las alas en sus nidos y así alaban tu Ka. Todo el ganado se alza sobre sus patas. Los que vuelan y todos los que están posados, viven cuando Tú surges para ellos. Los barcos navegan río abajo y río arriba, e igualmente todos los caminos están abiertos cuando Tú apareces. Los peces, en la ribera, saltan ante tu faz, cuando tus rayos penetran en el interior de las aguas.

Tú fecundas a las mujeres, cuando provocas la vida del hijo en el cuerpo de la madre. Tú le das satisfacción al acallar sus llantos, cuando le nutres aún en el cuerpo materno y le das el Soplo de la Vida a todo aquel creado. Cuando él desciende de las entrañas hacia fuera, es el día en que nace. Entonces, Tú abres su boca completamente y provocas la proeza. Cuando el polluelo está en el huevo y pía en la cáscara, Tú le das el Soplo en el interior para provocar su vida. Tú completas su gestación para que pueda romper el huevo. Él sale del huevo para proclamar (por) su complitud tras su puesta en pie. Por fin, ha llegado aquí.

Cuan numerosas son tus creaciones. Son cual misterios en la Faz del ¡Dios Único! sin igual. Tú has creado la Tierra según tu Voluntad. Tú eres el Único creador de todos los hombres, el ganado y todo animal que está sobre la Tierra yendo sobre sus pies o que se levanta en el Cielo volando con sus alas, así como (el creador) de los Países Extranjeros desde Jarw (Palestina-Siria) a Kush (Nubia), para Egipto. Tú colocas a cada hombre en su lugar y provees sus necesidades. Cada uno tiene su alimento y contada la duración de su existencia. Sus lenguas están separadas en idiomas, igual que sus rasgos físicos y sus pieles, porque Tú has hecho distintos a los pueblos.

Tú creas el Nilo en la Morada del Más Allá y lo traes por tu Voluntad, para dar la Vida a las gentes que Tú creaste por tí mismo. Tú eres el Señor-Dios de toda la Tierra que surge para ellos. Tú eres el Atón diurno, el Gran Venerado de todos los Países Extranjeros. Tú les preparas el camino de la Vida. Tú colocas un Nilo en el Cielo que desciende hacia ellos y que produce olas sobre las montañas, como las aguas en la inundación de sus tierras con sus pueblos. Ellos, ¡que ennoblecidos están de tu gobierno!, Señor de la Eternidad. Tú eres un Nilo en el Cielo para ellos y para todos los animales del desierto, que van con sus dos pies. Un Nilo, que viene del Más Allá a la Tierra Amada (Egipto).

Tus rayos nutren a todo el país. Su Vida prospera por tí, pues Tú generas las estaciones para manifestar la existencia de toda tu creación. El frío (invierno) es para refrescarla y el calor para darle sabor. Tú creas un Camino Celeste para surgir brillando en él y ver toda tu Creación. Tú eres Único y brillante en tus manifestaciones como Atón de Vida cuando estás en lo alto, resplandeciente, cuando estás en tu Camino y cercano. Tú creas millones de formas de tí mismo, aún permaneciendo en Unidad: ciudades, pueblos y campos junto con caminos y rios. Tú vigilas todo lo creado para que progrese rectamente. Tú estás en el Atón diurno, porque Tú eres el Supremo. Por tu venir existe la Creación. Tu esencia está en ella para que tu complitud sea vista con alegría, porque tu obra es única y creada por tí.

Tú estas en mi corazón. No existe otro (que sea) capaz de interpretar tu mensaje sobre tu Hijo Neferjeprure-UaenRe (Ajnatón), porqué Tú colocas su pregaria entre tus consejos y entre tu poder. La Tierra vino a existir por tu mano, al igual que tú hiciste a cada cual. Cuando Tú surges, viven en paz y se benefician de tí. La Esperanza de Vida está en tu propio ser, porque solo se vive en tí. Cuando Tú existes, los ojos contemplan las bellezas, hasta que descansas en paz. Todos los trabajos cesan cuando Tú descansas en paz sobre Occidente. Pero cuando Tú surges [todo] prospera [...] para el Rey. Existe [alegría] en toda pierna mientras bajo ellas Tú estableces la Tierra. Tú los yergues para tu Hijo que ha salido de tu propio cuerpo: El Rey del Alto y Bajo Egipto (el que está en la Caña y pertenece a la Abeja), que vive en la Verdad, Señor de las Dos Tierras: Neferjeprure-UaenRe. El Hijo de Ra, que vive en la Verdad, Señor de apariciones brillantes: Ajnatón, grande en su duración; y la Gran Esposa Real, amada suya, Señora de las Dos Tierras: Nefer-NeferuAtón Nefertiti, viviente y floreciente, por siempre y para siempre.




´El gran príncipe,
Señor del Alto y el Bajo Egipto,
Hijo del vital ATÓN
Cuyo nombre
Vivirá para siempre´


Faraones del Sol

Akhenatón en Google

No hay comentarios.:

Migraciones humanas prehistóricas

Territorio Mapuche

MÚSICA DEL MUNDO

Ya rayah: una canción sobre el exilio en tierra extraña

Ya Rayah

1,2,3 soleils: son Rachid Taha, Khaled (mi preferido, sin duda) y Faudel. Tres crack del Raï que llevaron a este género norte africano a la modernidad, y en ella siguen.

El concierto de 26 de septiembre de 1998 en palais omnisports de Paris-Bercy (POPB) fue grabado y después comercializado en un disco, que yo guardo como oro en paño.

Esta canción que os dejo es Ya Rayah, una canción mítica de un clásico argelino del raï: Dahman el Harrachi.

Es una canción dura de emigración, de exilio, en definitiva de abandono de la tierra de uno para buscar a veces simplemente un futuro, ni tan siquiera mejor.

Traducción, un tanto libre y después de consultar algunas traducciones en francés (está en argot argelino, y de eso chanelo muy poco):

[Estribillo]
Ya Rayah win m'ssefer t'hour taaia ou touila
¡Oh emigrante! ¿a dónde viajas? Te cansarás y terminarás por volver

Chral n'dmou l'aabad el rafliin kablek ou kabli
Cuantos se han arrepentido antes de ti y de mi

Ya Rayah win m'ssefer t'hour taaia ou touila
¡Oh emigrante! ¿a dónde viajas? Te cansarás y terminarás por volver

Chral n'dmou l'aabad el rafliin kablek ou kabli
Cuantos se han arrepentido antes de ti y de mi
[Fin Estribillo]

Chhal cheft al bouldan laamrine wa lber al khali
¿Cuántos países poblados y desérticos has visto?

Chhal dhiyaat wqat chhal tzid mazal ou t'khali
¿Cuánto tiempo has desperdiciado?¿Cuanto tiempo te queda más por dejar?

Ya lghayeb fi bled ennas chhal taaya ma tadjri
¡Oh tu ausente!, no paras de correr en el país de los otros

Tzid waad el qoudra wala zmane wenta ma tedri
El destino y el tiempo siguen su curso pero tu lo ignoras

[Estribillo]

Aalach qalbek hzine waalach hakdha ki zawali
¿Por qué tu corazón está tan triste?¿Por qué permaneces allí como un desgraciado?

Matdoum achadda wila tzid taalem ou tabni
Las dificultades no durán, y tu tampoco construirás y ni aprenderás más

Maydoumou layyam walay doum seghrek ou seghri
Los días no durán, todo como tu juventud y la mía

Ya hlilou meskine li ghab saadou ki zahri
Oh dulce desgraciado que tu suerte ha pasado, como la mía

[Estribillo]

Ya msafer naatik oussaayti addiha el bakri
Ôh viajero, te doy un consejo para que lo sigas

Chouf ma yeslah bik qbal ma tbia ou ma techri
Mira lo que te conviene antes de comprar o vender

Ya nnayem djani khabrek ma sralek ma srali
¡Oh tu el dormido! noticias tuyas me han llegado, te ha pasado lo que a mi me pasó

Hakdha rad el qalb bel djbine sabhane El Aali
Así devuelve el corazón a su creador el Altísimo.

[Estribillo]

Fuente:
Moeh Atitar de la Fuente